Servicio de transporte nacional, transporte terrestre, transporte de carga, transporte empresarial, transporte ejecutivo, transporte humanitario

Un transporte profesional no es aquel que solo se encarga de satisfacer las demandas de sus usuarios, es un servicio que se proyecta hacia el futuro adecuándose a los avances y que siempre trabaja con la idea de aportar positivamente al crecimiento económico y a la cohesión social de un país, pero no basta con solo ese loable sentimiento, es un proceso de trabajo que se basa en la implementación y administración de métricas que colaboran significativamente en el éxito de la misión.

La satisfacción del cliente es indispensable pero no es la única condición para el éxito empresarial, la valoración que hace y tiene el cliente del servicio es lo que compone la verdadera satisfacción, por lo tanto, obtener dicha satisfacción para el cliente, que en resumidas cuentas es la misma calidad, exige que cada esfuerzo que se haga durante el proceso de prestación del servicio de transporte se encuentre basado en dos valores o conceptos fundamentales que son la eficiencia y la eficacia.

La eficiencia es poder satisfacer las expectativas del cliente si la utilización de los recursos se realiza productivamente, es lograr su satisfacción con una mínima aplicación o utilización de los recursos, el mejor ejemplo de ello para el caso de una empresa de transporte es el de una adecuada gestión de consumo de combustible sin que ello difiera de las normas de seguridad o planes de contingencia.

La eficacia es establecer un balance entre las metas trazadas y lo realizado, que las primeras se hayan logrado, ojalá totalmente, así la calidad percibida por los clientes será la ideal y redundará en la imagen y los buenos números empresariales que le permitan mantener la buena salud.

Eficiencia y eficacia son los conceptos que guiarán toda la operación, digámoslo así, son la sustancia de cada ingrediente y son los que le darán el sabor de calidad y buena imagen pero si no se desmenuza dicha sustancia, quedará todo en buenas intenciones.

 

Tráfico

Hablemos claro, una empresa de transporte sin importar si es grande, pequeña o mediana exige un departamento de tráfico cuya responsabilidad es clave en el éxito de la operación, dicho departamento por pequeño que sea es el encargado de controlar métricas tan importantes como son la contratación directa de los servicios de transporte, la realización de las ofertas de transporte, la asignación de los servicios contratados, documentación, permisos, licencias y partes de accidentes, el control del estado de la flota, su mantenimiento, renovaciones y revisión de la misma.

Este departamento debe a su vez supervisar el trabajo de sus subordinados en una planificación diaria, debe estar pendiente de los aspectos relacionados con este como lo son las vacaciones, bajas, incapacidades y contingencias, así como un control de gastos y consumos.

 

Energía

El combustible es lo que mueve los motores de los vehículos y como la operación se basa en la utilización de estos, pues es importante que se optimice su consumo y que también se promueva una conciencia eco ambiental, teniendo en cuenta que todos debemos ser responsables de la emisión de contaminantes a la atmósfera, por eso la conformación de equipos tecnológicos que emitan menos emisiones o que utilicen energías cada vez más limpias es primordial.

 

Gestión de costos

En un proceso eficiente de flotas de transporte es indispensable implementar un sistema de gestión de costos que ayude a la fijación de costos y tarifas.

Las funciones principales de un sistema de gestión de costos son:
Proporcionar información útil a empleados y directivos con respecto a los procesos internos de la empresa.
Cuantificar los costos de los servicios prestados para la elaboración de las cuentas temporales, estas son diarias, semanales, mensuales, semestrales y anuales.

  • Buscar siempre la rentabilidad de los servicios ofrecidos.
  • Implementar medidas permanentes para disminución de los costos.
  • Comparar permanentemente los gastos reales con los presupuestados.

Dentro de los costos es clave que siempre se tenga presente cuáles son, concretamente que se sepa cuáles son los costos directos y los costos indirectos.

 

Costos directos

Fijos:
Salarios, tributos, seguros, financiación y amortización, entre otros.
Variables:
Combustible, neumáticos, lubricantes, costos de mantenimiento y reparación, comidas y peajes.
Costos indirectos
Gastos en alquileres de oficinas, administración, equipo informático, material de oficina, seguros de bienes y amortización.

 

Indicadores de eficiencia de costos

Analizan la evolución del rendimiento de la empresa, permiten analizar el costo de la operación de cada vehículo y del conjunto de la flota.
Para analizar la evolución de los costos es necesario referenciar los costos variables al nivel de la actividad como: costos anuales de combustible por kilómetros anuales recorridos, costos anuales de mantenimiento por kilómetros anuales recorridos, costos anuales de reparaciones por kilómetros anuales recorridos y costos anuales de neumáticos por kilómetros anuales recorridos.

 

Mantenimiento

Influye y contribuye al rendimiento, consiste en proporcionar al parque vehicular recambios, reparaciones y mano de obra por parte de un taller especializado y profesional. El objetivo principal es que los vehículos se encuentren en óptimo estado y garanticen la seguridad de pasajeros y conductor. En este aspecto deben tenerse en cuenta la planificación del mantenimiento y el control de las operaciones de mantenimiento y sus costos. Aquí se deben tener muy en cuenta los métodos de organización de las operaciones de mantenimiento y los recursos humanos y materiales necesarios.

 

Gestión de operaciones

Tiene como objetivo cumplir con los servicios ofrecidos al cliente con un mínimo costo de operación, es necesario coordinar todos los recursos humanos y materiales disponibles para cumplir con tiempos, recogidas y seguridad, entre otros.

La gestión de operaciones involucra las decisiones estratégicas y operativas así.
Estratégicas:
Dimensionado de flota, diseño de rutas, y cálculo de horarios.
Operativas:
Reparto de vehículos disponibles, diseño de rutas de recogida, cálculo de jornadas diarias y asignación de conductores.

Como se puede ver son muchas las variables y métricas que deben implementarse y controlarse con el ánimo de garantizar una correcta operación y por supuesto, alcanzar la calidad y satisfacción del cliente viéndose esto reflejado en éxito comercial para la empresa.

Una adecuada organización y trabajo estructural complementado permitirán el cumplimiento de los objetivos, así es que a trabajar de manera profesional porque el mercado solo le da valor a quienes trabajan organizadamente, no da espacio a la suerte y a la improvisación.

CTA para articulos

Blog de transporte especial de pasajeros y de carga

Te invitamos a leer otros artículos relacionados, esperamos que estos textos sean de gran ayuda y nos permitan ayudarle en cualquier requerimiento que tenga respecto a servicios de transporte.